El alma de tu bebé te eligió como su madre mucho antes de nacer cuenta una leyenda

Desde el primer momento que sientes a tu hijo en la panza, ya es especial para la madre, dice una leyenda que el alma del bebé ya eligió a su madre mucho antes de nacer, esto según la teoría karmica, la cual indica que los hijos escogen a su mamá desde el principio. Conozcamos más detalles sobre esto.

La teoría kármica es una creencia que proviene de las religiones dhármicas como el hinduismo, el budismo y el jainismo, y sostiene que las acciones que realizamos en esta vida (y en vidas pasadas, según algunas interpretaciones) tienen consecuencias en nuestra vida actual y en las vidas futuras que viviremos.




Según una teoría karmica, el hecho complejo de la maternidad o de concepción, no es más que un proceso importante de reencarnación, lo que quiere decir que desde el principio, las almas escogen en que vida quiere vivir y a su vez eligen que mujer será su madre en la nueva vida que están por iniciar.

El maestro Yoghi Bhajan, quien es el precursor de la teoría karmica, explicó que el alma del bebé, es la que elige a la mujer que será su madre. Además, detalló que el alma que desea reencarnar para una nueva vida, también podría reencarnar en el mismo entorno familiar que ha vivido en vidas pasadas, esto para poder cumplir con el fin de resolver las cuestiones karmicas de algunos de sus parientes más cercanos. Esto quiere decir que esa alma tiene una segunda oportunidad para resolver algunas cosas del pasado.




El maestro Yoghi Bhajan, también explicó que el alma del bebé mucho antes de nacer ya ha forjado una conexión energética muy fuerte con la mujer que ha elegido como su madre. Cierta conexión le permite esperar con mucha paciencia el momento de su reencarnación.

No solo la teoría del maestro Yoghi Bhajan señala que el alma del debe escoge a su madre mucho antes de nacer, sino que la teoría también afirma que “el alma de un bebé escoge a los padres y a la familia dónde va a nacer hasta 3 meses antes de la concepción”.

Es por que tú siendo hijo, nunca digas a tu madre estas frases: “Yo no te pedí que me trajeras al mundo. Yo no elegí que seas mi madre”, porque te contamos que tu alma escogió a tu madre para traerte al mundo mucho antes de que nacieras, por lo que te recomendamos que quieras y respetes a tu madre, ya que fue el destino y vida los que quisieron traerte, para que tengas una segunda oportunidad de hacer las cosas bien en este mundo.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here